Cosas que se aprenden traduciendo

Aunque mi trayectoria profesional es aún corta, ya puede decirse que he traducido unas cuantas cosas, y de todas ellas he aprendido algo, como por ejemplo:

– La historia de Hellen Keller, sordociega desde que era bebé, y su maestra, Anne Sullivan, que le enseñó a hablar, comunicarse, y a convertirse en una persona que fue capaz de graduarse en la universidad con honores, escribir libros, y recorrer el mundo como activista política y oradora a pesar de su discapacidad.

– Que la cerveza Guinness es negra porque al elaborarla se tuesta parte de la cebada que se utiliza en el proceso en unos enormes hornos, adquiriendo de esta manera su característico color.

– Que la canción “Willie the Weeper“, sobre un limpiador de chimeneas adicto a las drogas, fue escrita en 1927 y acabó siendo muy conocida en su época. Es más, Cab Calloway se basó en ella para su famosa “Minnie the Moocher“.

– Qué debo hacer si me encuentro un día con un oso: no mirarle los ojos, porque lo verá como un desafío; no echarme a correr; mover los brazos y hacer ruido para que no me confunda con una presa y, por último, alejarme de él muy despacio.

– La existencia de la tradición cabalista de la shevirat ha-kelim o rotura de los receptáculos o vasijas, que se quebraron al no poder contener la luz divina, por ser ésta demasiado intensa, y de la que surgieron, según el cabalista Luria, las raíces del Mal.

Podría seguir con muchos ejemplos más, y es que traduciendo se aprende una gran cantidad de cosas de lo más variopinta. Es más, es uno de los signos distintivos de la tarea del traductor. Como dijo Xosé Castro, uno de los grandes de esta profesión, en una charla a la que acudí hace ya unos años cuando aún estaba en la universidad: “El traductor sabe un poco sobre casi todo y esto nos convierte en el terror de las sobremesas y en ganadores recurrentes de las partidas de Trivial Pursuit”. ¿Qué quiere decir esto? Pues que lo importante a la hora de traducir no es sólo conocer bien el idioma del que se está traduciendo, sino conocer bien lo que se está traduciendo. Es por ello que la labor de documentación es muy importante si, por ejemplo, no queremos meter la pata e indicar en nuestra traducción que los “vessels” que se rompieron en la leyenda de la Cábala antes mencionada eran navíos y no recipientes. ¿Dónde se ha visto un navío que se quiebre por no contener la luz de Dios? Seamos consecuentes, eso no tiene ningún tipo de coherencia.

¿Significa esto que debemos saberlo todo sobre todo? No; significa que, como buenas personas curiosas y con sentido crítico que somos, debemos dudar, preguntarnos y buscar, y saber dónde buscar hasta encontrar la información que necesitamos. Y claro, a fuerza de tanto buscar, alguna que otra cosilla sí que se aprende. Os lo dice de todo corazón alguien a quien aún le queda muchísimo por aprender.

¿Qué por qué me extiendo tanto comentando estas verdades de perogrullo que todo traductor está harto de oír y leer hasta la saciedad? Pues porque a veces parece que hay quien no las pone en practica, y quienes sí lo hacemos estaremos de acuerdo en que nunca está de más recordarlas y, para qué engañarnos, más de uno coincidirá conmigo en que esta es una de las cosas más bonitas y gratificantes de esta profesión. Una de esas cosas que hacen que dedicarse a traducir valga realmente la pena. No se puede saber todo, pero cuanto más nos acerquemos, mejor.

Siempre he visto la labor del traductor como una en la que no se deja de estudiar nunca. Sigo estudiando, y eso me gusta.

Anuncios

8 comentarios en “Cosas que se aprenden traduciendo

    • La cita de Xosé se me quedó grabada, y además se la he oído y leído ya en varias ocasiones, y creo que la volverá a repetir alguna que otra vez más. Creo que si nos limitáramos a traducir las palabras, sin pararnos a curiosear e investigar qué hay detrás de ellas, no sólo estaremos haciendo una labor bastante pobre sino que, además nos estaríamos perdiendo un montón de anécdotas, curiosidades y conocimientos que vale la pena conocer. Lástima de los plazos de entrega que a veces nos frenan, pero cuando se puede investigar a fondo sobre el tema acerca del cual se traduce, puede ser muy enriquecedor. 😀

  1. Me gusto tu post, muy de acuerdo contigo, no solo los traductores deben saber un poco de todo, el escritor (el que traduce crea) tambien.
    Por cierto, es hilarante esto:
    “Qué debo hacer si me encuentro un día con un oso: no mirarle los ojos, porque lo verá como un desafío; no echarme a correr; mover los brazos y hacer ruido para que no me confunda con una presa y, por último, alejarme de él muy despacio.”
    como hacer todas esas cosas al mismo tiempo?

    • Lo del oso no he podido ponerlo en práctica aún, y espero no tener que hacerlo, pero así lo contaban, tal cual, en un documental que traduje. xD
      Muchas gracias por tu comentario, y estoy de acuerdo contigo en que también la documentación es muy importante para los escritores, y para todo el que redacta algo en general. ¡Gracias por pasarte por aquí!

  2. Hola, muy interesante la entrada. Creo que yo también escuché a Xosé Castro decir algo parecido una vez y tenía un profesor en la Facultad que decía que los traductores somos “pedantes de sobremesa” por eso de que sabemos un poco de muchas cosas. Encantada de leerte. Un saludo,
    Carla

  3. Soy un estudiante que ahora entra a la universidad. Me ha gustado mucho tu entrada y sí, creo que no sólo el traductor o escritor debe aprender algo cada día sino que todo el mundo. Es fascinante aprender cosas nuevas, aunque luego no te acuerdes de ellos. Gracias!

    • Toda la razón, la curiosidad y las ganas de aprender es algo que se debería inculcar a todo el mundo desde la infancia, y que nunca debería perderse se dedique uno a lo que se dedique. ¡Un saludo y mucha suerte en tus estudios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s